Irena Sendler, el Ángel del Gueto Varsovia

Hoy, quiero presentarles a una de esas personas que merecen ser reconocidas, y que deberían servir de ejemplo para cualquiera de nosotros: Irena Sendler.


Irena Sendler, conocida como El Ángel del Gueto de Varsovia, fue una mujer polaca que, durante la Segunda Guerra Mundial salvó a más de 2.500 niños judíos.


Irena, que era católica, entraba en el Gueto haciéndose pasar por judía (llevaba un brazalete con la estrella de David). Una vez allí,se ofrecía a llevar a los niños fuera del gueto y darles cobijo, sin garantía de éxito. Algunas familias se negaron, pero otras muchas accedieron a correr el riesgo, superando así la cifra de 2.500 niños rescatados. No había un método definido, lo único que estaba claro era la finalidad: salvar la vida aquellos niños:

"La razón por la cual rescaté a los niños tiene su origen en mi hogar, en mi infancia. Fui educada en la creencia de que una persona necesitada debe ser ayudada de corazón, sin mirar su religión o su nacionalidad".

Irena consiguió identificaciones en la oficina sanitaria, una de cuyas tareas era la lucha contra enfermedades contagiosas. Como los alemanes invasores no querían ser contagiados con enfermedades como el tifus, toleraban que fueran los polacos los que controlasen el recinto.

Hasta la evacuación del Gueto en el verano de 1942, Jolanta (nombrete por el que los niños conocían a Irena) usó diferentes caminos para sacarlos de allí: primero en ambulancias como víctimas del tifus, para después usar cualquier tipo de saco, cesto de basura, caja de herramientas, como vía de escape.

Los nazis no tardarían en enterarse de las actividades en que ella, y otras tantas personas polacas, estaban inmersas. El 20 de octubre de 1943 fue detenida y encarcelada en la prisión de Pawiak, donde, como la mayoría de polacos y judíos que iban a parar allí, fue brutalmente torturada.

Ella era la única que conocía los nombres y las direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos, y mientras fue torturada, no soltó prenda alguna. Por este hecho fue sentenciada a muerte. Mientras esperaba la ejecución, un soldado alemán se la llevó para un interrogatorio adicional, y al salir del recinto, le gritó en polaco: "¡Corra!".

Al finalizar la guerra, Irena entregó los datos de los niños rescatados al primer presidente del Comité de salvamento de los judíos sobrevivientes. Lamentablemente, la mayor parte de las familias de estos niños había muerto en los campos de concentración.

Se le entregó la más alta distinción civil de Polonia: la Orden del Águila Blanca. Además, en 2007 el gobierno polaco, con el apoyo oficial del Estado de Israel (de donde había sido ya denominada ciudadana honoraria) la presentó como candidata para el premio Nobel de la Paz, aunque no fue galardonada.

Su historia fue llevada a la pequeña pantalla con la película: The courageous Heart of Irena Sendler.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...