Los bancos son prescindibles de nuestras vidas

Antes que nada, informar que es una idea absurda y loca, ¿que podría funcionar? Pues yo creo que sí, ¿que se hará realidad? lo dudo, pero aviso a todo aquél que busque una solución real, tangible e inmediata a la solución actual,que esta no es la entrada adecuada, repito, esta no es esa entrada. Lo que leerán a continuación, los que se atrevan a seguir leyendo, es una de esas ideas que a veces me vienen a la cabeza mientras medito en mi sagrado lugar de reflexión, así que no esperen nada bueno.

Visto que hoy en día los bancos están en boca de todos por el revuelo de la crisis, vengo a transmitir una de mis locas y absurdas ocurrencias: Los bancos son prescindibles en nuestras vidas.

Para poder entender esta locura, debemos remontarlos unos años atrás: unos 2000 o 3000 ( o a lo mejor alguno menos).

En la antigüedad, la gente intercambiaba bienes mediante el trueque:
-Te cambio ese jarrón tan bonito que tienes por mi alfombra de la entrada.

Y así funcionaba, cuando tú querías "comprar" algo, lo intercambiabas por algo que tú tuvieras y que quisiera el otro.Un buen día, el típico lumbreras de la época, tuvo una de esas dudas existenciales que todos tenemos antes de acostarnos, o cuando vamos al baño:

- Y si... Yo quiero algo que tiene Segismundo, pero no tengo nada por lo que Segismundo me lo quisiera intercambiar..¿qué hago?

Y así surgió la moneda como la conocemos hoy en día, pero con un ligero matiz: en su principio, el valor de cada moneda se correspondía con el verdadero valor del peso del material del que estaba hecho la moneda, es decir, si una moneda de bronce valía 10 céntimos, era porque si ibas al comprador de bronce a ver cuanto te daba, por esa moneda, por su peso, su valor era de 10 céntimos.

Pero el mercado se fue desarrollando y desarrollando, la moneda como objeto de intercambio era cada vez más conocida y usada y algún otro lumbreras tuvo otra de esas brillantes ideas:

-A este ritmo, llegará un día en que no hayan provisiones de bronce, plata, oro, etc, etc, para fabricar más monedas. Y si... cogemos un papel, y le damos un valor, y así no gastamos las provisiones.

Y así surgió el billete.Y claro, este invento también se hizo conocido y conocido, y la gente acumulaba dinero con más facilidad, y surgió otra brillante idea más:

-Y si... creamos una corporación, un sistema, en el que la gente pueda guardar su dinero, y así no teme el hecho de que alguien entre a la casa y se lo robe.

Y así surgió el banco.Y claro, esta entidad fue evolucionando y evolucionando, y se dieron cuenta que no era necesario tener realmente todo el dinero que tenía cada cliente en sus cuentas, y otro brillante lumbreras pensó:

-Y si.. les facilitamos un modo de pago, a través de su cuenta, de modo que no tengan que dar dinero físico, sino una transacción, por medio de nosotros su banco, ¡qué cómodo sería!

Y así surgió la tarjeta de crédito, de débito y demás historias.Y la idea fue evolucionando y evolucionando, hasta llegar a la situación actual.

Una vez llegamos a la actualidad, vemos que a día de hoy, los billetes y las monedas son un mero trámite, pues las monedas no valen lo que valían antaño, y los billetes nunca lo han valido.


Y esta vez, el típico listillo de turno soy yo, que un buen día pensé:

-Y si... ¿prescindimos del dinero físico? cada vez está más de moda pagar con tarjeta de crédito, compras por internet, etc, donde no hace falta tener el dinero físico. Y además, podemos acabar también con los bancos.

Y ahora muchos de ustedes estarán pensando:

«A ver guapito de cara, que vives en el mundo yupi güey, ¿cómo piensas hacer eso?».

A lo que les respondo:

-Antes que nada, gracias por el piropo. Mi idea es bien sencilla: Se trata de eliminar el dinero físico, al 100%, que todo se tenga que hacer mediante tarjeta de crédito. Y propongo que sea una tarjeta implementada en el DNI, es decir, propongo que exista un Banco Público, gestionado por cada país, donde lógicamente no se gestionará dinero físico, puesto que no existirá, simplemente está formando por un conjunto de personas encargados de comprobar el correcto funcionamiento de los equipos informáticos que contengan todos los datos. Es decir, me explico: Al nacer, se acude a la oficina de policía correspondiente para obtener el DNI,. Una vez hecho el trámite, nos darán nuestro DNI, con un número de cuenta que corresponderá a nuestro número de cuenta pública, con un saldo de 0 euros.

A partir de ahí, tendremos nuestro DNI-Tarjeta de débito al que yo mismo he bautizado TDNI, con la que podremos pagar como si fuera una tarjeta como las que conocemos hoy en día. Para acceder a ella, existiría una página web, (igual a las páginas web de los bancos actuales) desde la que podremos hacer transferencias (a coste cero), pagos, etc etc, etc, igual que se puede hacer hoy en un banco cualquiera. Es principal dejar claro que no existe el dinero físico, tu tienes X dinero en tu cuenta pública, por llamarla de alguna manera, y cuando vayas a pagar, sacas tu TDNI y pagas con él, nada de billetes, monedas ni historias, no existirán. Además, de rebote, resolvemos el problema del mercado negro. Al ser todo el dinero, electrónico, no hay modo de esconderlo, ya que todo está registrado en las transferencias. Y  para la gente que quiera seguir jugueteando con su dinero y pidiendo préstamos y esas cosas, seguirán existiendo los bancos actuales, (sin dinero físico), pero la diferencia, es que el resto de personas podremos tener nuestro dinero en un sitio seguro. 

El dinero no es más que un papel, que vale más que cualquier otro papel por el simple hecho de lo que lleva impreso. En mi ejemplo, pasaría a ser un simple número. Los frikis entenderán rápido el concepto. En todos los juegos sucede, tienes una cantidad de dinero, y puedes comprar cosas, pero ese dinero es un mero número. Pues mi idea es extrapolarlo al mundo real, un simple número asociado a una cuenta, tu tienes una tarjeta con la que pagas, una cuenta a la que cobras y todo como hasta ahora. Lo único es que ya no se puede pagar con dinero físico, sólo tarjeta.

Lo sé que es una idea muy, pero que muy muy muy utópica, ¿Pero a que estaría bien? A partir de aquí, les toca a ustedes opinar, el debate queda abierto para todo el que tenga ganas de comentar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...